Sobre el comunicado del Sindicato Médico

Escrito del Sindicato Médico sobre la situación de la sanidad española

Como este es mi blog y no creo que nadie vaya a leerlo, voy a escribir alguna anotación sobre el documento de consenso de los trabajadores de la sanidad de la Junta de Andalucía que está difundiendo el Sindicato Médico y que, como bien ellos dicen, es un “copia-pega” de varios ducumentos que circulan por ahí.

Partimos de la base de que estoy absolutamente de acuerdo en que los recortes en sanidad (como en educación e investigación) son algo intolerable, mientras se pasan miles de millones de euros a la banca (que sigue manteniendo sueldos y pensiones millonarias a los incompetentes que nos llevaron a esta crisis). Sin embargo, las soluciones que proponen, que probablemente gusten a muchos trabajadores y que les den más votos en las proximas elecciones sindicales, demuestran un poco de ignorancia, bastante oportunismo, mucha demagogia, y poca rentabilidad.

Para empezar, no comentan el impacto que sus propuestas tendrían en el sistema sanitario andaluz. Y no lo hacen porque no lo saben. Entre otras cosas porque no creo que sepan mucho de economía sanitaria ni de contabilidad de gestión. Tampoco saben a cuánto asciende la nómina de un jefe (o director de área) ni cuántos directivos o cargos de responsabilidad hay en el sistema sanitario. Pero lo más triste es que, entre todas las medidas, no hay ni una sola autocrítica: los médicos somos maravillosos (todos) y no tenemos nada que mejorar. Solo lo tienen que hacer los políticos y los gestores.

Aun así, y siendo directivo de un hospital, creo que en muchas cosas tienen razón. Esto lo he dicho siempre públicamente. Y, para ser breve, voy a intentar razonarlas:

  • Con respecto a la reducción de los altos cargos, dar una cifra (30 %) es algo ridículo. Podían haber dicho el 40% o el 25%, porque se lo han sacado de la chistera. No tienen ni idea del impacto de esta medida.
  • Quieren reducir los cargos directivos y reagrupar los jefes de servicio. En mi hospital han propuesto que un DAIG pase a dirigir al menos tres o cuatro servicios diferentes. Nunca me habían llamado torpe con tanta sutileza, porque si lo que a mí me lleva unas 12 horas diarias lo puede hacer una persona a la vez que dirige otros tres servicios, es porque yo soy un zoquete. Me lo voy a plantear. Eso sí: a algún jefe de servicio de mi hospital (y de muchos otros) yo lo echaría a la calle.
  • Quieren quitar los puestos de calidad y revisar los de investigación. Caen en el mismo error (en mi opinión) que el gobierno: en época de crisis quitemos lo “prescindible”, es decir, educación, calidad e investigación. Y creo que esta opinión es porque se asocia la calidad a la acreditación. El problema, al menos en nuestro centro, es que solo se habla de calidad cuando se acerca la acreditación de la Joint Commission, y por el medio, un páramo intelectual. La calidad es algo que se debe hacer día a día, que se tiene que ir asumiendo por cada profesional. Y faltan líderes en esta materia.
  • Quieren limitar la cartera de servicios. Probablemente lleven razón. Pero la solución no pasa por limitarla, sino por hacerla coherente. Y en este punto los profesionales tenemos mucha culpa.
  • Exigen transparencia y coherencia. Los mismos que firman estos manifiestos son los más interesados en que las “peonadas” se negocien de forma opaca, para ver si su servicio se lleva más tajada que el de al lado.
  • Quieren suspender las acreditaciones. Me parecería bien si luego siguieran trabajando con el mismo nivel de calidad.
  • Incluyen algunas consideraciones generales sobre medidas económicas y políticas, en las que estoy de acuerdo.
  • Creo que se equivocan radicalmente cuando atacan a otras empresas públicas del sistema (como la EASP o la ACSA). Lo que hay que hacer es que cumplan su tarea. Por la misma regla de tres habría que dudar de la justificación de muchos puestos de trabajo, centros hospitalarios o ambulatorios del sistema.
  • Añaden un decálogo de buenas prácticas del trabajador para los tiempos de crisis. Yo iría maś lejos: debería ser un decálogo permanente. Lo malo es que, en los años que llevo trabajando en mi centro (creo que 18) es excepcional encontrar un trabajador que cumpla estos criterios de calidad que se supone que le van a recortar ahora.

Creo que, globalmente, muchas de las peticiones tienen gran justificación. A mí me hierve la sangre pensar en la situación de algunos interinos de mi servicio.

Pero lo malo es que creo que no han atacado a la raíz del problema. Y que muchas propuestas que podrían ahorrar millones de euros, no se han comentado. Ahí van algunas:

  • Dado que un jefe de servicio es capaz de dirigir al menos tres o cuatro centros, la misma regla se podría aplicar a los facultativos. ¿Para qué dos médicos de guardia en muchas especialidades, cuando lo que hacen en realidad es repartirse el turno y con ello las horas de siesta?.
  • ¿Por qué dos guardias de presencia en muchos servicios? Pongamos un médico de presencia física y otro de guardia localizada (por supuesto, sin saliente).
  • Vamos a empezar a cumplir los horarios. La mañana es de 8 a 3 y la tarde, de 3 a 10. ¿Hizo alguien la cuenta de todos los pacientes extra que se podrían ver al cumplir los horarios? (yo sí)
  • Ya que el paro es el principal problema, y el trabajo un bien más que escaso, exijamos una dedicación exclusiva. Sigo sin entender que una jornada dura (de la que se queja mucha gente) se pueda mantener por la tarde (¡Ah!, se me olvidaba, es que la jornada de 8 a 3 es una entelequia). Si todo el mundo tiene un solo puesto de trabajo se generará suficiente empleo. Se acaba así el problema de los interinos.
  • Acabemos con muchas prerrogativas del convenio colectivo que en la realidad solo llevan a situaciones de fraude. ¿Qué es eso de las reducciones de jornada para irse a la privada?.
  • ¿Queremos ahorrar?. Pues vamos a empezar a hacer medicina basada en la evidencia. Nada de recetar lo que nos recomienda una casa comercial (que, “curiosamente”, nos lleva de congreso por el mundo), o de solicitar pruebas que no valen para nada, y son muy caras. Ya sé que esto de estudiar y estar al día es muy duro, pero ya que hablamos de coherencia…

Podría seguir con “medidas” similares. La demagogia es fácil, y el populismo muy atractivo. Eso sí, con un par de pequeñas medidas no estructurales (y que no voy a comentar aquí) mi servicio ahorraría más de un cuarto de millón de euros al año. Y en mi servicio la gente curra como bestias, con cumplimiento de horario y con criterios de calidad. Pues si aplicamos lo mismo a todo el hospital, seguro que ahorramos más de tres millones de euros. Una mierda al lado de los 100.000 que acabamos de pedir para la banca, pero mejor que nada…Y sin echar a nadie a la calle.


6 comments to Sobre el comunicado del Sindicato Médico

  • Antonio R. Martín Gutiérrez

    En estos momentos, nuestro sistema sanitario se pone en entredicho. Sin duda el sistema tiene que ajustarse. Sin duda se ha robado y lo digo en el más estricto concepto del termino. Sin duda los directivos han robado y abusado, pero también sin duda, han abusado y robado los facultativos y los no facultativos. Probablemente en proporciones muy semejantes.
    Me parecen acertadas muchas de las medidas que propones, por cierto ni novedosas ni complejas, lo que no ha habido nunca es voluntad para ejecutarlas.
    Yo también estoy contigo, cuando dices que parece irrosorio el ahorro sanitario con la inyección a la banca. A esos son los que hay que quemar…
    Creo sinceramente que estamos asistiendo a un cambio de sistema. Pasamos de un sistema “Social demócrata” a un sistema “Liberal”. Lo peor es que los propios integrantes del sistema contribuyen a este cambio. Los sindicatos no son capaces de ver más allá de sus propias prebendas y no van a defender al sistema sin destruirlo.
    Malos tiempos…

    Saludos
    Antonio Martín

  • Paco Martos

    Hola Pablo,

    Me ha gustado tu comentario, del que comparto muchas cosas. Otras no las comparto (entre ellas, que un médico de guardia 24 horas no tenga derecho a descansar, y el resto) aunque me parece que las has usado como ejemplo para ver cómo se puede ser extremista desde los dos ángulos.

    Buscando en la web el decálogo de buena práctica en tiempos de crisis, he encontrado el decálogo del colegio de médicos de Chile. Ahora que se preconiza el uso del poder que tiene el médico para bloquear el sistema, creo que conviene leer cosas así también. P

    Probablemente, si estuviera sin trabajo ahora por culpa de la crisis, o hubiera percibido una agresión directa del mercado, o estuviera interino, yo sería también más extremista, y entiendo la ofuscación de muchos compañeros. Lo que no entiendo es que personas que no se encuentran en esa situación, viendo lo que está ocurriendo alrededor, hagan propuestas de ese tipo. Quizás pueda ser un reflejo de agresiones previas acumuladas, y de lo mal tratado que se siente el médico .

    De todas formas, volviendo a lo anterior, este es el decálogo del Colegio de Médicos de Chile.

    1. Hacer que la atención de mis pacientes sea mi principal preocupación; tratando a cada uno de ellos con gentileza y consideración;
    2. Respetar la dignidad y privacidad de mis pacientes; escuchando sus puntos de vista;
    3. Entregar a mis pacientes información oportuna, clara y precisa, de manera que ellos puedan entender y decidir;
    4. Respetar el derecho de mis pacientes a participar de las decisiones que tengan relación con su salud;
    5. Considerar a cada uno de mis pacientes como seres únicos, integrales, sin hacer diferencias por consideraciones económicas, raciales, políticas o religiosas;
    6. Asegurarme que mis creencias personales no perjudiquen la atención de mis pacientes;
    7. Ser honesto y confiable; respetando y protegiendo la información confidencial de mis pacientes y colegas;
    8. Mantener mis conocimientos y práctica al día, reconociendo los límites de mi competencia profesional y si tengo buenas razones para estimar que no estoy en condiciones de atender mi paciente, adoptar todas las medidas necesarias en su resguardo;
    9. Actuar rápida y diligentemente para proteger a mis pacientes de riesgos;
    10. No abusar de mi posición como médico; y trabajar con el máximo respeto y unidad con mis colegas de manera de servir mejor a los intereses de mis pacientes.
    En todas estas materias, jamás debo discriminar injustamente a mis pacientes o colegas y debo estar siempre preparado para justificar mis acciones ante ellos y la sociedad.

    • admin

      Efectivamente, mis propuestas eran una forma de hacer ver cómo se pueden hacer propuestas desde los dos extremos y que en teoría hasta podrían ser válidas. Estas sugerencias no eran, en absoluto, algo que yo plantee o quiera que se lleve a cabo (bueno, lo del horario no estaría mal, sobre todo porque muchos de los que se quejan no saben lo que es llegar a su hora al hospital).
      Entiendo perfectamente la gente que está cabreada, porque de hecho, yo estoy muy cabreado con la situación. Pero, como comenté en el Facebook, los mineros (que de protestas saben mucho más que nosotros) no tienen la ocurrencia de quemar las minas para cabrear al empresario. Y nosotros, con una actitud infantiloide, creemos que haciendo las cosas peor vamos a conseguir algo. Creo que hay muchas formas de protestar, y que tenemos que protestar todos. Pero me temo que lo que se está haciendo no va a servir para mucho…

  • Javier Rodriguez Recio

    Pablo, encontre tu Blog casi por casualidad, inicialmente pase con avidez por las noticias informáticas, pero realmente lo que me ha llamado la atención y animado a escribir es esta entrada.

    Sin saber lo que ha escrito el Sindicato Médico de Andalucía, la situación que describes es similar a lo que tenemos por estas tierras castellanas; suscribo muchas/todas tus propuestas, sólo añadiría aplicar de forma simultánea una auténtica regulación que anulara los nombramientos por politica/familia/amistad en los puestos de gestión de la sanidad (me imagino que se puede hacer extensivo a otros ámbitos), mal podemos exigirnos a nosotros mismos y a los que trabajan a nuestro lado, viendo lo que tenemos por encima.
    Un saludo
    Javier

  • elena

    He leido tu comentario y lo he encontrado por casualidad buscando noticias sobre las negociaciones.No voy a ser tan extensa como los demás, solo te diré que me ha gustado y que el posible fracaso se debe, sgún mi opinión,es que cada sindicato ha hecho la guerra por su cuenta y deberíamos habernos unidos todos los empleados públicos, añadámosle que los medios de comunicación andaluces, en especial las cadenas de tv que es lo que ven los ciudadanos no han recogido ni difundido nuestras protestas. Por lo visto lo más importante en España es el futbol o la crisi de Grecia. Un saludo.

  • elena

    VIOLACIÓN DEL ART.14 DE LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ¡VOSOTROS SI HABEIS COBRADO LA PRODUCTIVIDAD!

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  

  

  


*

A sample text widget

Etiam pulvinar consectetur dolor sed malesuada. Ut convallis euismod dolor nec pretium. Nunc ut tristique massa.

Nam sodales mi vitae dolor ullamcorper et vulputate enim accumsan. Morbi orci magna, tincidunt vitae molestie nec, molestie at mi. Nulla nulla lorem, suscipit in posuere in, interdum non magna.